sábado, 28 de mayo de 2011

Porque no sabes cuantas veces yo he pensado "Maldición, lo extraño tanto".